El triunfo de Cristo y nuestro triunfo. Reflexión de Patxi Loidi.

33º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
CICLO B

Amigas y amigos:
Estamos acabando el año litúrgico.
Hoy es el domingo penúltimo del Ciclo B.
Cada año, en este domingo se lee un evangelio
referente al fin del mundo, que en cristiano significa:
el triunfo definitivo de Cristo, reconocido por toda la Humanidad.
Este es el enfoque que vamos a dar aquí al texto de hoy.
Y criticaremos la inútil preocupación por la fecha,
que no es una cuestión directamente bíblica,
sino algo que hay que dejar a la ciencia.
Que el Señor triunfe en nuestra vida.
Y que tengamos un estupendo
Día del Señor

Mc 13,24-32.-               EL TRIUNFO DE CRISTO Y NUESTRO TRIUNFO

PROCLAMACIÓN DEL EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS
 «En aquellos días, después de aquella tribulación, el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor,  las estrellas irán cayendo del cielo, y las fuerzas que están en los cielos serán sacudidas.  Entonces verán al Hijo del hombre que viene entre nubes con gran poder y gloria.  Enviará a los ángeles y reunirá de los cuatro vientos a sus elegidos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo.  «Aprended del ejemplo de la higuera: cuando ya sus ramas están tiernas y brotan las hojas, sabéis saben que el verano está cerca.  Lo mismo vosotros: cuando veáis que sucede todo esto, sabed que el Hijo del Hombre está cerca, se halla a las puertas.  Os aseguro que no pasará esta generación antes que todo esto suceda.  El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Pero acerca de aquel día y hora, nadie sabe nada, ni los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre.
PALABRA DEL SEÑOR

COMENTARIO de Patxi LoidiOLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

Saludos cordiales, queridas hermanas y hermanos de Evangelio Vivo. Este texto nos habla del fin del mundo. ¿Por qué lo eligen en estas fechas? Porque estamos al final del año litúrgico y del año civil. Es saludable meditar sobre este acontecimiento. Pero ¿qué significa el fin del mundo para el evangelio? Significa el cumplimiento definitivo del plan de Dios con el triunfo universal de Cristo. Con él, que es nuestro salvador, triunfa toda la Humanidad. La supuesta destrucción del mundo será su transformación en el Reino de Dios.

Estamos, pues, ante un texto optimista: triunfo de Cristo, triunfo de la Humanidad, transformación del universo en una tierra nueva y un cielo nuevo. El optimismo se hace esperanza, cuando en medio de la destrucción general, el pasaje nos presenta la aparición universal de Cristo Resucitado, sobre las nubes, como expresión de su majestad y poder. La comparación de la higuera subraya ese optimismo.

Nadie sabe cuándo será ese final, sólo Dios Padre. Esta y otras frases sirven a los Testigos de Jehová para afirmar que Jesús es inferior a Dios Padre y no es Dios. No quieren entender que aquí el evangelio se refiere a Jesús en su vida terrena, ese tiempo en el que su divinidad había quedado oculta y él tenía que actuar como cualquier ser humano sin conocer el futuro.

Jesús, como la gente de aquel tiempo, creía que el fin del mundo estaba próximo. Por eso dice que no pasará esta generación sin que suceda todo esto. El final no llegó. Pero la promesa de Jesús se realizó en su resurrección. Ese es el gran triunfo inicial, que experimentaron las gentes de aquella generación y hoy nosotros.

Tomemos la actitud optimista que nos transmite este evangelio por el triunfo de Cristo, que es el nuestro. Y olvidémonos del fin del mundo, que es una preocupación poco cristiana. Para cada cual, el fin del mundo es su propio final. Preparemos nuestra partida haciendo todo el bien que podamos.

PLEGARIA

Volverá

¿Volverá el Señor? Sí.
Pasó por esta tierra sin caballos ni pajes ni carrozas,
como un peatón más,
luchando sin respiro
por el derecho, la justicia y el amor.
No lo reconocieron.
Pero Dios lo encumbró hasta el paraíso.
Subiste a lo más alto,
porque bajaste a lo más bajo.

¿Cuándo vendrás, Señor?
Vana curiosidad que os desvaría.
¿Qué hacen esos hermanos chamuscándose las cejas,
rascando números y letras de los libros santos,
buscando y rebuscando extraños signos,
para gritar después con gritos vanos
que está llegando el fin?

Claro que sí, hermanitos, ja, ja, ja….
Está llegando en un carruaje de chatarra,
tirado por los bueyes
de vuestras grandes imaginaciones.
¡Idólatras y más que idólatras!,
que veneráis las letras y los números
y os cargáis el mensaje. ¡Idólatras!

Pero es verdad: el Señor vuelve.
Y lo hace muchas veces, como un ladrón furtivo.
¿Cómo te encontrará cuando llame a tu puerta?
¿Inquieta por hallar señales raras?
¿O vigilante, concentrada en el Amor,
libre de estúpidas cavilaciones?

No fallará en el día supremo de tu vida.
Te esperará en el aeropuerto.
Te llevará en volandas al avión supersónico.
Atravesaréis las galaxias.
Y, antes que te des cuenta, te hallarás en la Luz,
tu corazón saltando de alegría.

Y cuando llegue el Día Universal,
bajará rodeado de una luz irresistible,
cabalgando sobre una nube.
La humanidad entera
lo reconocerá como “El Señor”.
Y Él en persona servirá la cena a todo el mundo
en la gran mesa del banquete universal.

Anuncios

Kristoren garaipena eta gurea. Patxi Loidiren gogoeta.

URTEAN ZEHARREKO 33. IGANDEA
B Zikloa

Lagunok:
Liturgia urtea amaitzen ari gara.
Gaur azken aurreko igandea ospatzen dugu.
Igande honetan munduaren azkenari buruzko Ebanjelioa
irakurtzen dugu urtero;
kristau ikuspegitik, azken honek Kristoren garaipen betea
eta betikoa adierazten du,
gizadi osoak aitortuko duena.
Ikuspuntu honetatik irakurriko dugu gaurko Ebanjelioari.
Eta kritikatu egingo dugu azken dataren kezka eta jakin-mina;
ez baita tradizio biblikoari dagokion kezka eta galdera,
baizik zientziaren eskutan utzi beharrekoa.
Jauna garaile atera dadila gure bizitzetan
eta Jaunaren Egun jator bat izan dezagula.

KRISTOREN GARAIPENA ETA GUREA
(Markos 13, 24-32)

Ebanjelioa
Aldi hartan, Jesusek esan zien ikasleei:
“Egun haietan, larrialdi handiaren ondoren, eguzkia ilunduko da, ilargiak ez du argirik emango, izarrak zerutik amiltzen hasiko dira eta ortziak dar-dar egingo du. Orduan, Gizonaren Semea ikusiko dute hodei artean ahalmenez eta aintzaz beterik etortzen; aingeruak bidaliko ditu eta bere aukeratuak bilduko lau haizeetatik, lur-muga batetik besteraino.
Ikasi pikondoaren irudi honetatik: kimua berritzen eta hostoa zabaltzen zaioneko, badakizue uda hurbil dela. Eta berean, gauza horiek gertatzen ikustean, jakizue hurbil dela, ateetan, Gizonaren Semea. Benetan diotsuet: gizaldi honetakoak hil baino lehen gertatuko dira, baina nire hitzak ez dira bete gabe igaroko. Zein egun eta ordutan gertatuko den, ordea, ez daki inork, ez zeruko aingeruek, ez Semeak, Aitak baizik”.
Jaunak esana

Patxi Loidiren IRUZKINADSC_0023

Lehen esan bezala, gaurko testuak munduaren akaberari buruz hitz egiten digu. Zergatik ateratzen zaigu gai hau orain bidera? Liturgi urtearen amaieran gaudelako eta aurki izango dugulako, aldi berean, urte zibilaren bukaera ere. Ongarria dugu gertakizun honi buruz gogoeta egitea.

Baina, zer esan nahi du munduaren akaberak Ebanjelioarentzat? Jainkoaren egitasmoa burutu dela eta Kristoren garaipen osoa adierazten du. Bera gure Salbatzailea izanik, Gizadi osoa bihurtzen da garaile. Horregatik, ustezko “munduaren suntsiketak” ikuspegi baikor bat hartzen du: Jainkoaren Erreinua bilakatuko delarik.

Beraz, Ebanjelio-testu baikor baten aurrean gaude: Kristoren eta Gizadiaren garaipenaz hitz egiten digu, unibertsoa “lur eta zeru berri” bilakatzeaz. Eta baikortasuna itxaropen bihurtzen da, hondamendiaren erdian pasarteak Kristo Piztuaren etorrera eta agerkunde boteretsua aurkeztean. Baikortasun eta itxaropen hori adierazten dizkigu pikondoaren irudiak.

Inork ez daki noiz izango den azken hori, Jainko Aitak bakarrik. Honelako esaldiez baliatzen dira Jehovaren Testiguak Jesus Jainko Aita baino gutxiago dela esateko edota Jainkoa ez dela baiesteko. Ez dute ulertu nahi Ebanjelioa Jesusek mundu honetan bizitakoaz eta esandakoaz ari zaigula, aldi honetan bere dibinitatea ezkutuan geratzen dela eta, gure artean bizi zen bitartean, gutako gizaki bat bezala bizitzea zegokiola; honek esan nahi du ez zuela etorkizunaren aparteko ezagutzarik.

Jesusek, bere garaiko jendearen antzera, uste zuen munduaren akabera hurbil zegoela. Horregatik iritsi zen esatera ez zela bere belaunaldia igaroko azkenaldia ezagutu gabe. Dakigunez esperotako azkena ez zen iritsi. Baina Jesusen promesa edo agintzaria bere Piztueran bete zen. Garaipen hori esperimentatu zuten bere ikasle eta garaiko fededunek, eta gaur gu geuk ere.

Ebanjelioak Kristoren garaipena dela eta transmititzen digun jarrera optimistari eutsi diezaiogun, geure garaipena ere badenez. Eta ez dezagun izan munduaren akaberaren kezka, ez baita oso kristaua. Norberaren akabera da bakoitzarentzat munduaren azkena. Kezka gaitezen honetaz batez ere: on eginez prestatzeaz gure irteera.


OTOITZA

ITZULIKO DA
Jauna itzuliko da? Bai.
Zaldi, zerbitzari eta karrozarik gabe igaro zen lur honetatik,
oinezko bat bezala,
atsedenik gabe borrokatuz zuzenbidearen, justiziaren eta maitasunaren alde.

Ez zuten ezagutu.
Baina Jainkoak zeruraino goratu zuen.
Gailur altuenera igo zinen,
baxurik baxueneraino jaitsi zinelako.

Noiz etorriko zara, Jauna?
Kuriositate inozoa!.
Zertan ari dira beste horiek bekainak erre arteraino
Liburu santuetan zenbaki eta letren artean bila,
zeinu arraroak aurkitu eta berraurkitu nahian,
azkena hurbiltzen ari dela oihukatzeko?

Horixe baietz…
Txatarrazko orga batean iristen ari da,
zuen irudimeneko idiek tiraka dakarte.
Idolatra halakoak!
Zuen letrak eta zenbakiak beneratzen dituzue,
sakoneko mezuari jaramon egin gabe.
Idolatra halakoak!

Baina egia da: Jauna badator.
Era askotan dator, ohartzen ez bagara ere:
lapur baten antzera.
Nola aurkituko zaitu zeure atea jotzean?
Kezkatuta zeinu arraroengatik?
Edota adi eta maitasunean kontzentraturik,
burutazio inozoetatik aske?

Ez du hutsik egingo zure bizitzaren egun nagusian.
Aireportuan zain izango duzu.
Hegan eramango zaitu galaxien zehar.
Eta ohartzerako, Argiaren etxean aurkituko zara,
zure bihotza pozez saltoka duzula.

Eta Egun Unibertsala iristean,
argiz inguraturik jaitsiko da,
laino baten gainean zamalkatuz.
Gizadi osoak “Jaun” bezala aitortuko du.
Eta berak, pertsonalki, zerbitzatuko dio afaria mundu osoari,
otordu unibertsalaren mahai handian.

La viuda pobre es la que más ha echado. Comentario de Patxi Loidi.

32º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
CICLO B

Amigas-os de Evangelio vivo:
El pasaje de hoy tiene dos partes:
una crítica fuerte de los maestros de la ley,
y un elogio sorprendente de una pobre viuda
que dio unos céntimos como limosna para el templo.
Pero Jesús consideró que había dado más que nadie.
Estos comportamientos opuestos le sirven a Jesús
para darnos consejos evangélicos importantes
y enseñarnos a valorar con los ojos de Dios.
Es un pasaje potente y luminoso
para nuestra vida cristiana.
Feliz día del Señor.

Mc 12,38-44.- LA POBRE VIUDA ES LA QUE MÁS HA ECHADO

PROCLAMACIÓN DEL EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS
Jesús les decía también en su instrucción: «Tengan cuidado con los maestros de la ley, porque les gusta pasear con ropas elegantes y ser saludados en las plazas.  Buscan los primeros asientos en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes.  Y devoran los dineros de las viudas con el argumento de largas oraciones. Ellos tendrán un juicio muy riguroso.»  Jesús estaba sentado frente al arca del Tesoro y miraba cómo echaba la gente monedas en el arca del Tesoro. Y se da cuenta de que mucha gente rica echaba mucho dinero.  Llegó también una viuda pobre y echó dos moneditas que tenían muy poco valor.  Entonces Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: «Os digo de verdad que esta viuda pobre ha echado en la alcancía más que todos los demás.  Porque todos han echado de lo que les sobraba, mientras que ella ha echado, desde su pobreza, todo cuanto poseía, todo lo que tenía para vivir.»
PALABRA DEL SEÑOR

COMENTARIO de Patxi Loidi

Amigas y amigos: ¿Qué os parece el evangelio de hoy? Hay que reconocer que Jesús era lúcido y valiente. Hace una crítica abierta de los escribas o maestros de la ley; una crítica despiadada de su orgullo y su avaricia. Sigue leyendo

Alargun behartsuak bota du gehiena. Patxi Loidiren gogoeta.

32. IGANDEA – B

Ebanjelio biziaren lagunok:
Gaurko pasarteak bi zati ditu:
batean kritika latza lege-maisuei eta
bestean laudorio harrigarria alargun behartsu bati
zeinak sos bakan batzuk bota zituen tenplurako limosnatzat.
Jesusek, ordea, beste inork baino gehiago eman zuela iritzi zion.
Elkarren aurkakoak diren jokaerak erabiltzen ditu Jesusek
aholku ebanjeliko garrantzitsuak emateko eta
Jainkoaren begiekin neurtzen erakusteko.
Pasarte indartsua eta argitsua da
gure kristau bizitzarako.
Jaunaren Egun ona izan.

ALARGUN BEHARTSUAK BOTA DU GEHIENA
Mk 12, 38-44

EBANJELIOA SAN MARKOSEN LIBURUTIK
Bere irakastaldian, beste hau ere esan zien: «Zabiltzate kontuz lege-maisuekin! Gogoko baitute harro-harro jantzita ibiltzea eta plazetan jendeak agur egitea; gogoko dituzte sinagogetan lehenengo aulkiak eta jai-otorduetan mahaiburuak. Eta, azkengabeko otoitzen aitzakiaz, alargunen ondasunak irensten dituzte. Epairik zorrotzena izango dute horrelako horiek».
Jesus tenpluko dirutegiaren aurrean eseria zegoen, jendeak kutxetara dirua nola botatzen zuen begira. Aberats askok ugari ematen zuen.
Etorri zen emakume alargun behartsu bat, eta bi sos bota zituen, huskeria bat. Jesusek bere ikasleei dei egin eta esan zien: «Benetan diotsuet: Alargun behartsu honek beste guztiek baino gehiago bota du kutxara. Izan ere, beste guztiek sobera dutenetik eman dute; honek, ordea, bere eskasian, zeukan guztia, bizitzeko behar zuena, eman du».
JAUNAK ESANA

 


Patxi Loidiren IRUZKINA

Lagunok: Zer iruditzen zaizue gaurko ebanjelioa? Aitortu beharra dago argia eta ausarta zela Jesus. Mingainean herdoilik gabe kritikatzen ditu eskriba edo lege-maisuak; berriketa gabe salatzen ditu horien harrokeria eta diru-gosea. Sigue leyendo

Dios y la carta de Einstein. Jesús Martínez Gordo.

La subasta de una carta de Albert Einstein de 1954 por la casa Christie’s (Nueva York) el próximo mes de diciembre en la que se puede leer que “la palabra de Dios no es para mí sino la expresión y el producto de la debilidad humana” ha sido presentada por algunos medios como una irrefutable prueba de que renegaba de la existencia de Dios.

By Photograph by Oren Jack Turner, Princeton, N.J. - The Library of Congress,

By Photograph by Oren Jack Turner, Princeton, N.J. – The Library of Congress.

Es probable que los promotores, al haber fijado una puja inicial de un millón de dólares, hayan querido resaltar que la razón de ser de semejante cantidad radica en su contenido, supuestamente rupturista, con otras declaraciones en las que el genio de la física moderna se refería a “esa fuerza que está más allá de lo que podemos comprender” o en las que sostenía que “Dios no juega a los dados”. Sin embargo, creo que es una temeridad o, en todo caso, una falta de rigor, interpretar que, con dicha carta, se evidencia la adscripción atea de A. Einstein. Y lo es porque no se tiene debidamente presente la diferencia que existe entre reconocerse deísta (Dios se transparenta en el cosmos como Inteligencia), teísta (concebir a Dios como Persona) y ateo (Ni lo uno ni lo otro. Solo hay azar y materia). Sigue leyendo

Ez zaude Jainkoaren erreinutik urruti. Patxi Loidiren gogoeta.

ALDI ARRUNTEKO 31gn Igandea

Hona, senide maiteok,
Xumea, bai, baina handia ere baden
ebanjelioko pasarte bat.
Iritsi da, behingoz, asmo onez
dabilen maisu judu bat.
On egitea beti gauza ona dela, esango digu Jesusek,
horretan dabilena beste ildo ideologiko
batzuetakoa bada ere.
Eta pentsaezineko sintesi-moduko bat burutuko du
arau-multzo handi bat bi xumeetara biltzerakoan.
Ez hartu jakintsutzat.
Egin gogoeta,
eta eraman praktikara.
Egun zoriontsua izan dezagula Jaunaren hau.

EZ ZAUDE JAINKOAREN ERREINUTIK URRUTI

Mk 12,28-34
Aurreko eztabaida entzundako lege-maisu bat aurreratu zitzaion ondoren. Jesusek zeinen jator erantzun zien ikusirik, galdera bat egin zion:
Zein da agindu guztietan nagusia?
Jesusek erantzun: –Hona hemen nagusia: Entzun, Israel: Jauna da gure Jainkoa; Jauna bat bakarra da! Maita ezazu Jauna, zure Jainkoa, bihotz-bihotzez, gogo osoz, adimen guztiz eta indar guztiz. Eta hona hemen bigarrena: Maitatu lagun hurkoa zeure burua bezala. Ez da agindu hauek baino handiagorik.
Lege-maisuak orduan: –Ederki, Maisu: egia diozu Jainkoa bakarra dela eta ez dela besterik esatean. Bera bihotz-bihotzez, gogo osoz eta indar guztiz maitatzea, eta lagun hurkoa nork bere burua bezala maitatzea, erre-opari eta sakrifizio guztiak baino hobea da.
Eta Jesusek, zuhurki erantzun ziola ikusirik, esan zion: –Ez zaude Jainkoaren Erreinutik urruti.
Eta harrezkero , ez zen inor galderarik egitera ausartzen.

Patxi Loidiren Gogoeta

Adiskide maiteok: badaramagu aldi bat Jesus Jerusalem aldetik ikusten. Bere ikasleekin hara iritsi orduko, saltzaileak tenplutik kanpora botatzeko zeinu profetikoa burutzen ikusten dugu, tenplua eta bertako kultua zalantzan jartzen baitzituzten. Agintari juduen aurrez aurre jarri da hori egiterakoan. Horretatik aurrera, bi kapitulutan (12 eta 13 garrenetan) biltzen ditu Markosek Jesusek Hiri Santuarekin izango dituen harreman tirabiratsu eta gatazkatsuak, agintari juduekin izango dituen eztabaidak jasoz, zeinetan irakaspen garrantzitsuak agertuko zaizkigun.
Eztabaida horietakoa da gaurkoan jasotzen dugun pasartea ere. Ez da, halere, eztabaida tirabiratsua, begirunezko jarrera baikorra hartzen baitu Jesusekin hitz egiterakoan. Egiten dion galdera zuzen kokatu ahal izateko, sinagogetako tradizioak zioena hartu behar dugu kontuan: 613 aginduz osatzen zen Legea: 365 galerazpen eta 248 arauz.31
Bi agindutara biltzen ditu Jesusek arau guzti horiek bere sintesia burutzerakoan, Testamentu Zaharreko pasarteak erabiliz horretarako, testu honetan letra etzanez agertuko direnak. Itxuraz, ez dago gauza berririk Jesusen erantzunean. Berrikuntza berria dakarte, halere, Liburu ezberdinetako pasarteak biltzen baititu batean eta xumetasun handiz ematen dituelako aldi berean: Deuteronomio liburuko 12gn kapituluko 4-5 testuak 29gn txatalean, eta Lebitarren liburuko 19,18gna 31gn txatalean. Ospetsua da lehen aginduaren aurretik doan formula, juduen artean Shemá izenez ezagutzen dena. Jainko bakarra aitortzen da bertan. Esan ohi denez, egunero errezatzen omen dute judu otoitz zaleek.
Bortizki hartzen gaituzten lau erreferentziek diotenaren arabera, gure izaera osoa hartu behar du Jainkoari diogun maitasunak: bihotz-bihotzez, gogo osoz, adimen guztiz eta indar guztiz. Ebanjelariak asmatutakoa da hirugarrena, eta, horretxegatik, ez dugu letra etzanean jarri.
Eskakizun handikoa da bigarren agindua, ez baita batere erraza lagun hurkoa nork bere burua bezala maitatzea. Nork bere burua maitatzea ere eskatzen du aldi berean, eta auto estimu altua edukitzera egiten digu dei. Zer gertatzen da norbaitek auto estimu baxua duenean? Horrelako zerbait gertatzen zaio emakumeari, burua makurtu eta eremu guztietan besteak zerbitzatzeko hezia eta prestatua izan baita gehienetan. Egoera latz horri aurre egitera gonbidatzen gaitu pasarte honek. Eta honako era honetan irakurri beharko genuke: eta lagun hurkoa maitatu gu emakumeok geure burua maitatu beharko genukeen bezala.
Ildo beretik jarraituz, gizakiaren erabateko balioa azpimarratzen du agindu honek, eta haren duintasuna, jarduera pertsonal, sozial eta politiko guztietan bete beharrekoa. Gizonezkoei bezainbat emakumeei ere azpimarratu behar zaien erabateko balioa, inolako menpekotasunik gabeko guztion erabateko berdintasuna hots eginez beti. Lege-maisuaren azken esaldia indartuko dugu horrela jokatuz, tenpluko kulturik ukatu gabe, lagun hurkoarekiko maitasuna jartzen baitu hark ere horren gainetik.
Ez zaude Jainkoaren erreinutik urruti. Oso eraginkorra gertatzen zaigu azken erantzun hori. Jesusek gaur ere esan diezagula horrelakorik berriro eta hitz horiek hausnartzeko gai izan gaitezela. Han edo hemen on egina onartzera gonbidatzen gaitu hitz horien bitartez, pertsonen artean inolako bereizketarik egin gabe, inolaz ere.


Otoitza

Onar ezazu hurkoa
zeure burua bezala.

Onartzen al duzu Jainkoa?
Onar ezazu hurkoa.
Ez al duzu hurkoa onartzen?
Ez duzu, beraz, Jainkoa bera onartzen.

Bihotzez onartzen al duzu hurkoa?
Zure patrikak ere onar dezala.
Zure patrikak ez al du hurkoa onartzen?
Bihotzez ere ez duzu onartzen, orduan.
Ahizpa, anaia:
onar ezazu zure duintasun mugagabea,
zure erabateko balioa!
Badakit ez zarela inorentzat
eta ezertarako baliabide huts.
Den guztiarentzat helburu zara,
kulturarentzat, ekonomia eta nazioarentzat,
baita Eliza eta Jainkoarentzat ere.

Baita Jainkoarentzat ere?
Horrelaxe nahi izan zuen berak,
Jesusek amantala jantzi zuenean.
Era bere arreba eta anai deitu gintuenean ere.
Eta honako hau esan zigunean ere:
“Zerbitzari eta morroi moduan
nago zuen artean”.
Zerua bera ere nahastu egiten da
Jesus amantala jantzita ikusten duenean.
Eta aingeruek aurpegia estaltzen dute beren eskuez
Jesus apostoluak zerbitzatzen ikusterakoan,
eta honela diote jeloskor:
gurekin ez zuen horrela egin.
Ene Jainko!
Zu zeu gurtuko zaitut
haragizko eta hezurrezko zure irudiak zaintzerakoan.
Jesusen bidea osatzen jarraituko dut
zure irudi zaurituak sendatzerakoan.
Zure izena goretsiko dut
zure irudikoak oker erabiltzen dituztenen aurka borrokatuz.

Eta salmogilearekin batera abestuko dut:
Goretsi dezagun, fededunok, Jauna,
behartsu direnak jasotzen baititu
hondakinetatik gora
ohorezko egiazko tokian jarriz.

No estás lejos del Reino de Dios. Comentario de Patxi Loidi.

31º DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

He aquí, queridas amigas y amigos
un evangelio tan simple como grande.
Sencillez y comprensión lo envuelven todo.
Por fin un maestro judío tiene buenas intenciones.
Jesús nos dirá que el bien siempre es bueno,
aunque venga de personas de otras ideas.
Y hará una síntesis imposible de imaginar
de la innumerable cantidad de normas
a la simplicidad de dos preceptos.
No lo deis por sabido: meditadlo
y procurad ir a la práctica.
Feliz día del Señor

NO ESTÁS LEJOS DEL REINO DE DIOS

Mc 12,28-34.-
PROCLAMACIÓN DEL EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS
Se acercó a Jesús un maestro de la ley que había oído la discusión. Viendo lo bien que había respondido, le preguntó: ¿Cuál es el primero de todos los mandamientos?
Jesús le contestó: El primero es: Escucha, Israel. El Señor, nuestro Dios, es el único Señor. Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No existe otro mandamiento mayor que éstos. El maestro de la ley le dijo: Muy bien, Maestro; tienes razón al decir que Él es único y que no hay otro fuera de Él; y que amarle con todo el corazón, con toda la inteligencia y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a sí mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios. Jesús, viendo que le había contestado con sensatez, le dijo: No estás lejos del Reino de Dios. Y nadie más se atrevió ya a hacerle preguntas.

PALABRA DEL SEÑOR


COMENTARIO de Patxi Loidi

Queridas amigas y amigos: Ya hace días que le vemos a Jesús en Jerusalén. Apenas llegar con sus discípulos y discípulas, ha hecho el gesto profético de la expulsión de los vendedores, poniendo en cuestión el templo y su culto. Con ello se ha enfrentado abiertamente a las autoridades judías. A partir de ahí, Marcos concentra en dos capítulos (11 y 12) la tensa y conflictiva actuación de Jesús en la Ciudad Santa, con controversias con los líderes judíos, que contienen grandes enseñanzas.

El pasaje de hoy está dentro de esas controversias. Pero no es una confrontación, por la actitud positiva y respetuosa del maestro de la ley.Para situar su pregunta, tengamos en cuenta que, según la tradición de las sinagogas, la Ley comprendía 613 mandamientos: 365 prohibiciones y 248 mandatos.

Jesús hace una síntesis de todos los preceptos en dos mandamientos, utilizando citas del Antiguo Testamento, que en este documento están en cursiva. Aparentemente no hay nada nuevo en su respuesta. Pero supone una gran novedad, por la simplificación y por haber unido textos de libros diferentes: Deuteronomio 6,4-5 en el versículo 29 y Levítico 19,18en el versículo 31. La fórmula que va delante del primer mandamiento es famosa y se llama Shemá. Es la afirmación solemne del monoteísmo. Se dice que los judíos piadosos la recitaban diariamente.

Nuestro amor a Dios ha de abarcar nuestra persona entera, como indican las cuatro referencias, que nos enganchan fuertemente: todo el corazón, toda el alma, toda la mente, todas las fuerzas. La tercera es un añadido del evangelista; por eso no está en cursiva.Errukia eta adiskidetasuna

El segundo mandamiento resulta muy exigente, porque no es nada fácil amar al prójimo como a una misma. Al mismo tiempo incluye el amor a sí misma y nos invita a tener alta auto estima. ¿Qué pasa cuando una persona tiene baja autoestima? Es el caso de la mujer, educada mayoritariamente para la subordinación y la servidumbre en todos los campos. Este mandamiento las invita a combatir esa dura realidad. Y habrá que leerlo así: Amar al prójimo, como debemos amarnos a nosotras mismas.

En la misma línea, este mandamiento afirma el valor absoluto de la persona humana, su dignidad, como criterio para todas las actuaciones, personales, sociales y políticas. Valor absoluto, que hay que inculcar a las mujeres tanto como a los hombres, con un sentido de igualdad total con el varón, sin sumisión ni dependencia. Así reforzamos la última frase del maestro de la ley, que, sin negar el culto, pone el amor al prójimo por encima de él.

Tú no estás lejos del Reino de Dios. Esta respuesta final es muy estimulante. Ojalá nos la diga Jesús hoy y la meditemos mucho.Con ella nos enseña a reconocer el bien, allá donde se encuentre, sin hacer acepción de las personas.


PLEGARIA

Reconocimiento
Al prójimo como a ti mismo

¿Reconoces a Dios?
Reconoce a tu prójimo.
¿No reconoces a tu prójimo?
Pues entonces, tampoco a Dios.

¿Reconoces al prójimo de corazón?
Reconócelo también con el bolsillo.
¿No reconoces a tu prójimo con el bolsillo?
Pues tampoco lo reconoces con el corazón.

Hermano, hermana,
reconozco tu inmensa dignidad,
tu valor absoluto.
Y sé que no eres medio para nada
ni para nadie.
Eres el fin de todo lo que existe,
de la cultura, de la economía,
de la nación, la Iglesia y Dios.

¿De Dios, también?
Así lo quiso Él mismo,
cuando Jesús se puso el delantal.
Y cuando nos llamó hermanos.
Y cuando dijo: Estoy entre vosotros,
como un siervo, como un esclavo.

Hasta el cielo se queda confundido,
cuando Jesús se pone el delantal.
Y cuando sirve a los apóstoles,
los ángeles se tapan el rostro con sus manos.
Y dicen envidiosos: Con nosotros no lo hizo.

Oh Dios, cuidando tus imágenes de carne y hueso,
te adoraré a ti mismo.
Recomponiendo tus imágenes heridas,
proseguiré la causa de Jesús.
Luchando contra quienes tratan mal a tus imágenes,
ensalzaré tu nombre.

Y cantaré con el salmista:
Alabemos, creyentes, al Señor,
que levanta a la gente empobrecida,
de la basura hasta la altura,
poniéndola en el puesto del verdadero honor .