«Estad atentos y vigilad» Primer domingo de Adviento (B)

Hoy, domingo, 3 de diciembre, leemos el evangelio de Marcos 13,33-37,

Comentado por el P. Patxi Loidi

Marcos 13, 33-37

33 «Estad atentos y vigilad, porque no sabéis cuándo será el momento. 34 Ocurrirá igual que un hombre que se marchó de su casa: indicó a cada uno de sus siervos la tarea que debía realizar y dio orden al responsable de que vigilara su cumplimiento. 35 También vosotros, estad vigilantes, ya que no sabéis cuándo vendrá el señor de la casa, al atardecer, o a media noche, o al cantar del gallo, o de madrugada. 36 No sea que llegue de improviso y os encuentre dormidos. 37 Lo que os digo a vosotros, se lo digo a todas las personas: ¡Estad vigilantes!kieffer-1_full_diaporama

PALABRA DEL SEÑOR

COMENTARIO    P. Patxi LOIDI

Amigas y amigos. En el pasaje de hoy hay una recomendación que se repite tres veces. Estad vigilantes. ¿Qué quiere el Señor con este aviso repetido? Quiere cristianos activos y comprometidos, despiertos y vivos.

Y ¿qué es lo que abunda? Aparte los alejados, entre la gente que está cerca de la Iglesia abunda la pasividad y la falta de compromiso. Y de los comprometidos, la mayoría están en actividades intraeclesiales, ausentes de los problemas del mundo.

Pero el Señor nos llamó para ser levadura en el mundo, donde se juega el Reino de Dios que él inició. Y nos quiere con los ojos y oídos abiertos, para escuchar a Dios en la gente que sufre. Y nos quiere vivos y activos, dispuestos a dar dinero, tiempo, compromiso y acción. Quiere que seamos levadura.

La liturgia nos ofrece este pasaje como preparación de la Navidad. Pero la respuesta es bastante triste. Nos preparamos intensamente para las comidas, los festejos y las obligaciones sociales. Vamos al barrio pobre a hacer una visita que nos tranquiliza la conciencia, hasta el año que viene. Damos un poco de lo que nos sobra, como el rico Epulón a Lázaro. Y seguimos dormidos para Dios, sordos para los pobres, y pasivos para los problemas sociales, que son  los problemas de Dios. ¿Qué Navidad hemos exportado los cristianos al mundo?

Ojalá que este texto nos despierte y nos abra los ojos, los oídos, el corazón. Ojalá nos empuje a vivir con fervor y austeridad el Adviento y la Navidad, sin dejarnos vencer por la frivolidad y el despilfarro dominantes. Ojalá huyamos de tantas obligaciones sociales vacías,  que nos apartan de los pobres y por lo tanto de Dios. Preparemos la Navidad con la lectura de los evangelios, la oración, la caridad generosa, orientada a instituciones solventes, y la acción por los pobres y la justicia, que continúe después de Navidad. El Pobre por excelencia, nuestro amigo Jesús, tendrá entonces seguidores y seguidoras renacidas, que proseguirán su causa. Y nuestra Navidad será tan brillante como el pesebre de Belén.

 

PLEGARIA


Estad vigilantes

 Alma mía, despierta.
Ojalá te despierte este evangelio.
Ojalá te abra los oídos,
para escuchar el paso esbelto
de ese Amigo que llega cuando menos lo esperas.
Prepárate para escuchar también el paso incierto
de los amigos raros de tu Amigo,
finos como esqueletos,
tan mal vestidos como mal comidos,
que le siguen por todos los senderos.
Esas gentes que no existen,
que no aparecen en los medios,
más que en las estadísticas
del número de hambrientos,
del número de agonizantes,
y del sinnúmero de muertosde hambre.
Sé que prepararás con el mayor esmero
la estancia más acogedora de tu casa,
cautiva de emoción por el encuentro
con tu mayor Amigo.
¿Escucharás también con el oído atento
a los amigos de tu Amigo,
que lo acompañan siempre con estruendo,
por todos los caminos y veredas,
pidiendo la llegada de su reino?

Anuncios

Un pensamiento en “«Estad atentos y vigilad» Primer domingo de Adviento (B)

  1. Gracias, Padre por tu Hijo Jesús y su Buena Noticia. Gracias porque nos envías Heraldos que nos sacan de las perezas y los miedos y nos alertan a caminar contigo al mundo de los pobres, que están vivos a pesar de todo el mal que les hacemos injustamente los que no carecemos de nada y nos decimos creyentes en tu Iglesia. Perdóname y haz que en este Adviento que hoy comenzamos, viva de tu Misericordia y ame con obras, con acciones, no solamente con buenas intenciones. Fortalece nuestra Fe, haz que vivamos confiadas en tu ternura y capaces de compartirla con nuestros próximos, los pobres más cercanos. los que la Guardia urbana esconde del Boulevard donostiarra cuando llega alguien más parecido y potente, un Epulón o un Herodes. Yo, contigo, quiero verlos y mostrarles mi cariño. Gracias por seguir llamándome a seguirte, aquí, en Buztin, donde vives con nosotras. te deseo un gran día de comienzo de Adviento. Un beso. Charo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s