Fedea eta Bizia____ Fe y Vida

Fedea eta Bizia___Fe y Vida

Parroquia San José Obrero Errenteria

Anuncios

El autobús de las “verdades innegociables”

Jesús Martínez Gordo
Catedrático en teología

            Hay quienes lo han calificado, sin paliativos, de autobús transfóbico porque entienden que, al ser una campaña de respuesta a otra que buscaba sacar a la luz el problema de los niños y niñas transgénero, incita al odio. Otros, más cautos, han pedido que la fiscalía investigue si lleva, efectivamente, al odio y que, si así fuera, intervenga el poder judicial. Los líderes de semejante iniciativa, crecidos por la campaña que se les está haciendo, con coste cero, apelan a la libertad de expresión y comunican que, si se les da vía libre judicialmente, van a poner en marcha no uno, sino muchos más autobuses.
La suya, sostienen, es una legítima intervención buscando desenmascarar -bajo la tapadera de que existen niños y niñas transgénero- la llamada “ideología de género”, es decir, el intento de socializar la idea de que se puede cambiar, en última instancia, de sexo como de vestidos o de peinado. A ellos, les preocupa la defensa del sexo asignado y salir al paso de dicha “ideología de género”. No les inquieta, para nada, que se les tache de ser un colectivo transfóbico. Hace tiempo que pasan de lo “políticamente correcto”. El linchamiento mediático al que están siendo sometidos les recuerda, así se han manifestado, lo que ocurría en los tiempos de la dictadura franquista con los contestatarios al régimen. Exigen por eso, que se respete su libertad a expresarse como crean conveniente y que dejen circular el autobús en cuestión. Sigue leyendo

LAUDATO SI’__Apuntes

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

CARTA ENCÍCLICA  LAUDATO SI’ del SANTO PADRE FRANCISCO
 SOBRE EL CUIDADO DE LA CASA COMÚN
24 de mayo de 2015

ALGUNOS APUNTES__ Jose Mari Iturrioz

 

  1. «Laudato si’, mi’ Signore». Comienza recordando la oración de San Francisco de Asís: «Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba». Pone a San Francisco como modelo.
  1. La tierra clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella. Hemos pensado que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliarla. Entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada tierra. Olvidamos que nosotros mismos somos tierra (cf. Gn 2,7).

Nada de este mundo nos resulta indiferente

 3-6. Se hace referencias al magisterio de los anteriores papas sobre el problema ecológico. Nada de este mundo nos resulta indiferente proclama.

 Unidos por la misma preocupación
7.Recuerda que estamos unidos por una misma preocupación y que las aportaciones de los Papas recogen la reflexión de innumerables científicos, filósofos, teólogos y organizaciones sociales. Reconoce que también fuera de la Iglesia Católica se ha desarrollado una amplia preocupación y una valiosa reflexión sobre los temas ecológicos.

San Francisco de Asís

10«En él se advierte hasta qué punto son inseparables la preocupación por la naturaleza, la justicia con los pobres, el compromiso con la sociedad y la paz interior».

11.Si nos sentimos íntimamente unidos a todo lo que existe, la sobriedad y el cuidado brotarán de modo espontáneo.

12.San Francisco, fiel a la Escritura, nos propone reconocer la naturaleza como un espléndido libro en el cual Dios nos habla y nos refleja algo de su hermosura y de su bondad: «A través de la grandeza y de la belleza de las criaturas, se conoce por analogía al autor» (Sb 13,5).

 Mi llamada

 13. Hace un llamamiento urgente y esperanzado a «unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar. El Creador no nos abandona…. no se arrepiente de habernos creado. La humanidad aún posee la capacidad de colaborar para construir nuestra casa común».

14.Invita a un nuevo diálogo para la construcción del futuro del planeta. Reconoce que «El movimiento ecológico mundial ya ha recorrido un largo y rico camino» pero «muchos esfuerzos para buscar soluciones concretas a la crisis ambiental suelen ser frustrados no sólo por el rechazo de los poderosos, sino también por la falta de interés de los demás».
Advierte que «Las actitudes que obstruyen los caminos de solución, aun entre los creyentes, van de la negación del problema a la indiferencia, la resignación cómoda o la confianza ciega en las soluciones técnicas. Necesitamos una solidaridad universal nueva»… «Todos podemos colaborar como instrumentos de Dios para el cuidado de la creación».

15.Recuerda el rango de su enseñanza: «que se agrega al Magisterio social de la Iglesia».

PARA CONTINUAR LEYENDO