Bakearen aldeko otoitzaldia 2016eko azaroaren 9an Baionako katedralean.

ATXIK BERRITUZ, Euskal Herrian bakearen alde ari den Kolektiboak, otoitzaldi bat antolatzen du azaroaren 9an, aste09-11-16_afitxav5azkenez, Baionako Andre Dena Maria katedralean aratseko 19:00etarik 20:30artean, Euskal Herriko eta mundu osoko bakearen alde. Otoitzaldiaren ondotik, lagunartekotasunaz gozatzeko parada izanen da bakezko eta adiskidetasunezko urrupaldia partekatuz.
Urrikalmenduaren Urte huntan, itxura berezi bat hartuko du gaualdi hunek, Frantses Aita Sainduak, Erroman, hiru egun lehenago atxilotuen jubileua ospatua izanen duelarik.
Gure egiten ditugu hitz hauek, bai ta ere Urrikiaren Urtea estreinatzerakoan, Frantses Aita Sainduak erran hitzak: “Urrikalmendua Jainkoaren bihotza da. Ondorioz, beraien burua haren haurrek osatzen duten familia handi bakarreko menbrotzat daukatenen bihotza ere izan behar du; bihotz horrek taupada beroz jotzen du giza duintasuna jokoan dagon aldi oro, hunek duelako itxuratzen Jainkoaren aurpegia izaki orotan. Jesusek jakinean jartzen gaitu: Jainkoak gure ekintzak jujatzeko erabiltzen duen neurgailua da besteen alderako gure maitasuna, izanik atzerritar, eri, preso, egoitzarik gabeko, berdin etsai. Kristauak dauden edozein tokitan, urrikiaren oasis bat aurkitu behar luke edonork. Hortara heltzeko, ezinbestekoa da bihotz berritzea: erran nahi baita egiatasunezko elkartasunez besteeri idekitzeko gai bihurtzea.”

http://atxikberrituz.blogspot.com.es/

Anuncios

La patria del corazón

descargaPilar Rahola.   PREGÓN DOMUND

Texto del pregón del Domund 2016 pronunciado por Pilar Rahola en la Sagrada Familia de Barcelona.
Publicado por OMP ESPAÑA × 10/15/2016

La patria del corazón. Pilar Rahola. pdf

http://www.domund.org/2016/10/la-patria-del-corazon.html

Excelentísimo Sr. Arzobispo Juan José Omella,
monseñores, autoridades, amigas y amigos:
No puedo empezar este pregón sin compartir los sentimientos que, en este preciso momento, me tienen el corazón en un puño. Estoy en la Sagrada Familia, donde, como decía el poeta Joan Maragall, se fragua un mundo nuevo, el mundo de la paz. Y estoy aquí porque he recibido el inmerecido honor de ser la pregonera de un grandioso acto de amor que, en nombre de Dios, nos permite creer en el ser humano. Si me disculpan la sinceridad, pocas veces me he sentido tan apelada por la responsabilidad y, al mismo tiempo, tan emocionada por la confianza.

No soy creyente, aunque algún buen amigo me dice que soy la no creyente más creyente que conoce. Pero tengo que ser sincera, porque, aunque me conmueve la espiritualidad que percibo en un lugar santo como este y admiro profundamente la elevada trascendencia que late el corazón de los creyentes, Dios me resulta un concepto huidizo y esquivo. Sin embargo, esta dificultad para entender la divinidad no me impide ver a Dios en cada acto solidario, en cada gesto de entrega y estima al prójimo que realizan tantos creyentes, precisamente porque creen. ¡Qué idea luminosa, qué ideal tan elevado sacude la vida de miles de personas que un día deciden salir de su casa, cruzar fronteras y horizontes, y aterrizar en los lugares más abandonados del mundo, en aquellos agujeros negros del planeta que no salen ni en los mapas! ¡Qué revuelta interior tienen que vivir, qué grandeza de alma deben de tener, mujeres y hombres de fe, qué amor a Dios que los lleva a entregar la vida al servicio de la humanidad! No imagino ninguna revolución más pacífica ni ningún hito más grandioso.

Sigue leyendo

Dios en Auschwitz

Jesús Martínez Gordo
Catedrático en teología
Auschwitz. Michel Zacharz AKA Grippenn

Auschwitz. Michel Zacharz AKA Grippenn

El pasado 2 de julio falleció, a los 87 años, en Nueva York, Elie Wiesel, escritor, premio Nobel de la paz (1986) y uno de los supervivientes con más proyección mediática del exterminio nazi. Este judío, de origen húngaro, fue trasladado a los 15 años, con toda su familia, al campo de Auschwitz donde murieron su madre y su hermana pequeña y lograron sobrevivir sus dos hermanas mayores. De allí fueron trasladados, él y su padre, al campo de Buchenwald, donde éste último falleció poco antes de la liberación en abril de 1945.
La trilogía formada por “La noche”, “El alba” y “El día” (1956-1961) es, sin duda alguna, su obra más importante. En ella relata, de manera novelada, algunos de los innumerables padecimientos en los campos del nazismo, así como sus primeros años de libertad en Francia y la creación del Estado de Israel (1948). De entre los muchos pasajes reseñables, hay uno, particularmente conocido, y que -todavía en nuestros días- sigue siendo objeto de sugerentes y, a veces, enfrentadas consideraciones.

Sigue leyendo